Fallar a sus clientes puede ser un negocio caro

¿Que tienen en común las empresas Npower y Scottish Power pese a ser competidores directos? No sólo que ambas compañías son proveedores de energía. Además de eso, podríamos decir que las dos son compañías proveedoras de energía que han fallado a la hora de ofrecer un servicio al cliente satisfactorio.

Siguiendo la gran cantidad de quejas, ambas compañías han sido investigadas por Ofgem y, como consecuencia, multadas con millones de euros (Scottish Power fue multada con más de 20 millones de euros y Npower tuvo que pagar unos 30 millones.)
La calidad del servicio al cliente ha caído por debajo de los estándares aceptables en un gran número de áreas. Injustificados retrasos en el teléfono, siendo a veces incluso cortados y teniendo que contactar otra vez; recibir notificaciones finales de facturas después de la fecha de vencimiento y cobros incorrectos están entre los problemas que han llevado a muchos clientes a quejarse sobre esas compañías energéticas.

Hay muchas lecciones que podemos aprender de esta historia. Su negocio no es nada sin sus clientes. Escuchar y responder a sus requerimientos es primordial para su éxito. Aunque es necesario asegurar que la tecnología utilizada en su compañía está al día y actualizada, introducir cambios sin una correcta planificación, examen e inversión es contraproducente y le llevará a perder tanto clientes como dinero.