¿Cómo nos afecta nuestro ambiente de trabajo?

Crear un ambiente funcional y agradable en casa se ha convertido en poco menos que una obsesión nacional. La relación entre el ambiente que se respira en casa y el bienestar emocional de cada persona está ampliamente aceptado.
Sin embargo, rara vez se aplica la misma sensibilidad a nuestro ambiente de trabajo, un lugar donde muchos de nosotros empleamos una gran proporción de nuestro tiempo.

El Instituto Nacional para la Salud (NICE) acaba de publicar una serie de pautas para que las compañías mejoren la productividad en el lugar de trabajo. El informe se centra en la necesidad de cuidar la salud de los empleados debido a que millones de euros se pierden cada año a causa de los días de baja laboral.

Las ventajas prácticas de una oficina bien diseñada van más allá de los ambiguos beneficios del Feng Shui, alfombras bonitas o arte corporativo. Los efectos perjudiciales de oficinas ruidosas y mal diseñadas inciden de inmediato y de manera negativa en la concentración de los empleados y, por consiguiente, la productividad también se ve menguada.

Por lo tanto, el enlace entre la salud de los trabajadores y su ambiente físico es crucial. Los espacios de trabajo que acogen, por ejemplo, creatividad, promueven comfort y son suficientemente flexibles para crear bienestar y reducir estrés. Y si necesita inspiración, eche un vistazo a las oficinas más geniales y originales según the Telegraph.